Conceptos Básicos de Costura

Me parece algo indispensable para todo aquel que quiera aventurarse en la gran aventura del corte y confección ;p

Fue lo primero que me leí para empezar a coser :p

El texto es de Baya de Oro, y me parece una ayuda genial para entender cosas como qué es el orillo de la tela, cómo se corta al bies, o cómo se mide el bajo de una falda, o se coloca una manga.

Espero que os sirva a todos Smile

 

Éste es el índice del contenido:

Material imprescindible
* Cinta métrica
* Jaboncillo de Marcar
* Alfileres
* Agujas
* Tijeras
* Dedales
* Hilo

Como tomar las medidas
* Largo de manga
* Largo de vestido

Lo que hay que saber de las Telas
* El ancho de las telas
* La caída de las telas
* orillos, hilo y contrahilo
* que es un biés
* derecho contra derecho
* como cortar el terciopelo

Puntadas
* Coser a mano: como empezar si eres novato
* Ensanches o hiván flojo
* Hilván
* Pespunte
* Sobrehilado
* Punto de lado
* Punto escondido
* Punto escapulario
* Rizo o frunce
* Punto de ojal

Costuras

* Costura normal
* abrir costura normal
* Costura doble o francesa
* atar hilos en las costuras a máquina

Dobladillos
* rectos
* vistas
* curvos
* como coger la medida a un dobladillo

Mangas
* Tipos de mangas y sus patrones
* Como montar una manga
* Pieza sobaquera

Pinzas
* Ajustar las pinzas en un vestido sencillo

Cierres
* Presillas, ojetes y ojales

Anuncios

Alas de Hada Pro

Pro de profesional! Porque este tutorial así me lo ha parecido 😀 Tiene muchos truquitos que cuando leáis os daréis cuenta de lo simples, pero importantes que son para el resultado final 😉

Es un poco largo, pero gracias a las fotos es muy fácil 🙂

Desde aquí un abrazo al equipo de Gears Company que es de donde lo he sacado 🙂

Alas de hada

Silvermist, Campanilla, Bloom… son los primeros nombres que me vienen a la cabeza de un  mundo lleno de purpurina, una época mágica por la que pasan casi todas las niñas del mundo. En este paso a paso te enseñaremos a construir unas sencillas y bonitas alas de hada, un accesorio que no puede faltar en el baúl de los disfraces.

Materiales

Trozo de cartón o cartulina para la plantilla
Alambre (a ser posible protegido por plástico blanco)
Hilo de silicona o Nylon
Cinta aislante blanca
Medias de color
Alicates de punta
Bolígrafo o rotulador
Tijeras

Construcción

Dibuja la forma de un ala sobre un trozo de cartón, márcala  con un rotulador negro. A continuación coge un trozo de alambre rígido (si puede ser blanco) y dale forma sobre la plantilla.  Deja el empalme en la zona de unión de un ala contra otra. El alambre tiene que ser lo suficientemente resistente para mantener la forma, pero tampoco excesivamente fuerte o pesado. 

 Une el empalme mediante cinta aislante blanca. Intenta proteger los extremos  para evitar que nos haga una carrera en las medias.

Fija la división de la estructura al empalme mediante hilo de silicona o hilo normal, recuerda que ha de ser de color blanco o del color de las medias que utilices. El hilo de silicona es un hilo muy resistente y elástico y evita las carreras en las pantis. Lo podrás encontrar en cualquier tienda multiprecio por 0,60 céntimos de euro el carrete.

Coge las medias de color, las hay rosas, fucsias, amarillas, verdes, celestes… y a continuación anuda fuertemente la punta del pie de una pierna, con esto evitarás el acabado de la punta del pie. Corta y deja el nudo rasante.

Corta las medias dejando sólo las piernas,  dale la vuelta para dejar el nudo en el interior. A continuación introduce la media suavemente en la estructura del ala. Puede que se deforme un poco pero no te preocupes, luego podrás llevar el alambre a su sitio sobre la plantilla de cartón.

 Una vez distribuida la media por la estructura,  anúdala por el lado que corresponderá  a la espalda, esto lo disimulará. A continuación corta el nudo de forma rasante.

 En este paso y para conseguir un acabado perfecto, ceñiremos la media a la forma, estrangulándola a la estructura mediante un hilo.  Utiliza hilo de silicona elástica.

Repetimos todas las operaciones para conseguir una segunda ala, pero esta vez recuerda dejar los nudos en la cara contraria. Tras estos pasos sólo queda unirlas, ponerle tirantes y decorarlas.  El resultado es espectacular, nada que envidiar a unas alas comerciales compradas.

Primero vamos a darnos una vuelta por nuestras recurridas tiendas multiprecio. En ellas encontraremos las cosas más  “cursis” y “brillantes”, la guinda perfecta para nuestras pequeñas alas de ensueño.

 Materiales

– Purpurina de colores.
– Glitter en relieve.
– Cola blanca.
– Pegamento caliente (pistola).
– Lentejuelas o similares.
– Adornos tipo flores de plástico (en ramilletes pequeños).
– Fieltro o trozo de trapo.
– Tijeras.
– Hilo.
– Cinta raso fina de colores (para la cola).
– Cinta raso ancha (para los tirantes).
– Cinta elástica fina (para los tirantes).

Decoración

Lo más importante en este paso  es realizar un diseño simétrico, para ello usaremos una plantilla de cartulina. Marca el contorno de tus alas sobre una cartulina y realiza tu diseño. Una vez realizado pon las alas encima y empieza a trabajar sobre la media.

 En nuestro caso utilizaremos glitter. El glitter es una pintura muy espesa que se aplica con canutillo. Al secar se plastifica sin perder la forma, a esto se  conoce como pinturas en relieve.

 Antes de que el glitter se seque  espolvoreamos purpurina para que se adhiera a los cordones de glitter. No te preocupes si te cae por todos lados, luego  recuperaremos el sobrante arrojándolo sobre la cartulina.

Una vez seco éste será el resultado. Recuerda que puedes hacer los diseños que quieras, caracolas, estrellas, espirales, flores, etc.

Antes de pegar las lentejuelas sin sentido, realiza pruebas de diseño sobre tus alas sin pegamento. Una vez decidido, representa el diseño definitivo sobre la cartulina del mismo modo que lo hicimos con el glitter.

Con mucho cuidado pega una a una las lentejuelas u otros accesorios que vayan de acuerdo a tu diseño. Utiliza un palillo o un bastoncillo para añadir las pequeñas gotitas de cola blanca.

Ahora realizaremos los tirantes. Evidentemente tienen que estar de acuerdo a nuestro estilo y color. Utiliza una cinta de raso ancha. Pliégala por la mitad y cósela por los bordes hasta conseguir un tubo o cánula. La cinta de raso debe ser de unos 60cm de largo, y la cinta elástica o goma de unos 40 cm de largo.

Una vez realizadas las dos cánulas de raso introduciremos por dentro una fina cinta elástica ayudados de una horquilla o imperdible, es una operación muy sencilla.

 Después ataremos sus extremos elásticos recortando los sobrantes, introducimos un extremo dentro del otro y cosemos. Este es el resultado de los tirantes una vez terminados.

Cortamos dos trozos de fieltro de 10X9cm aproximadamente y los doblamos por la mitad para darles más cuerpo.  Los hilvanamos, uno lo dejamos aparte y sobre el otro y en cada extremo cosemos los tirantes.

 Cose el parche de fieltro contra las alas por el centro, donde se encuentra la unión. Para ello tienes que poner el otro parche en el lado contrario, pasando la costura de un lado a otro, fíjate en la fotografía.

Sobre el parche de la cara contraria añadiremos la guinda de nuestras alas. En nuestro caso hemos usado un ramillete de flores sintéticas brillantes con unas cuantas tiras finas de raso. Todos estos complementos del orden de 60 céntimos los encontrarás  en las tiendas de multiprecio. Pega los adornos que  más te gusten  sobre el fieltro con pegamento caliente en barra.

Parece increíble que de un montón de trastos  aparentemente inútiles puedan nacer juguetes como este. Nada que envidiar los que se venden en las tiendas, pero ante todo y lo más importante, mucho rato de diversión  y educación junto a nuestros pequeños.

Fuente: Gears Company. Ideas para hacer con niños. Alas de hada I y Alas de hada II

Máscaras

Otra manera de hacer máscaras.

En el video te enseñan a hacerte una máscara tú mismo sin ayuda. Aunque yo recomiendo utilizar Nivea o vaselina y papel higiénico encima, sobretodo en las cejas, para que el yeso no se quede pegado.

Falda/Enagua sencilla

Si necesitas una falda o enagua para ayer, esta es una manera muy fácil y rápida de hacer una.

Yo uso este método para hacerme faldas de campesina o enaguas para los trajes medievales 🙂

También lo he usado para hacer la enagua de mi crinolina, aunque añadiendo cosas como el volante y frunciendo la cintura para coserle una cinturilla y un cierre en lugar de gomas 🙂

La manera más fácil y simple y que apenas necesita corte y costura, para hacer una falda o enagua es la del rectángulo.

Mides el Largo de la falda desde tu cintura hasta los pies (o hasta donde quieras si la quieres más corta).

El ancho será el doble de nuestra cintura o incluso más. Cuanto más ancho le demos, más vuelo tendrá la falda.
Cosemos el lateral de la tela, derecho contra derecho.

Se cose en la cintura un tubo por donde pasaremos una goma o cinta (con ayuda de un imperdible) para fruncir a nuestra medida.
¡Y ya tenemos nuestra enagua! 🙂

Máscaras de yeso

Materiales

  • 1 rollo de venda de yeso (en farmacias)
  • Nivea o crema hidratante
  • Papel higiénico
  • Tijeras
  • Barreño con agua tibia
  • Papel para enguarrar
  • Toallas
  • Papel de lija
  • Rotulador para marcar
  • Cutter
  • Mezcla Art Attack: 3 partes de cola blanca por 1 de agua.
  • Goma elástica
  • Pintura en spray, pinceles, y lo que se os ocurra para decorar, etc

Procedimiento a seguir

Momificación

Primero cortaremos las tiras. Suelen ser bastante anchas, así que habrá que cortarlas a la mitad, y el largo será más o menos el de la frente del modelo. También necesitaremos algunas tiras de unos 10 cm de largo, para detalles.

Preparamos un barreño con agua tibia, donde podamos sumergir las vendas antes de colocarlas.

Dejad las tijeras cerca por si necesitáis cortar alguna tira para algún detalle.

Lo ideal es que se haga entre dos personas. El primero se tumba en el suelo sobre una toalla (así evitamos mojar el suelo), también le pondremos una toalla por encima, tapándole hasta el cuello. Es aconsejable usar ropa vieja, ya que puedes mancharte con yeso. Si tienes parquet pon papeles debajo de la toalla por si acaso traspasa.

Untamos Nivea en la cara del modelo, después tapamos toda la cara con papel higiénico (incluyendo boca y ojos), dejando un hueco para la nariz.  Gracias a la crema el papel higiénico se quedará pegado a la piel. Hay que tener especial cuidado con la parte de la frente donde comienza el pelo, y el vello facial.

Consejo: Yo aconsejo tapar la frente e incluso el pelo, por si acaso. Y ponerlo doble sobre el vello facial, es doloroso si se queda pegado al yeso X_x

Empezamos cogiendo una tira de yeso, la sumergimos en agua, la dejamos escurrir un poquito y la colocamos sobre la frente. Con los dedos húmedos repasamos la venda, para que no queden agujeritos.

Las siguientes vendas irán en los laterales, y después sobre la barbilla.

Pondremos una venda sobre la nariz, desde la punta hasta la frente, y después otra que cruce de oreja a oreja (no pasa nada si no llega del todo) pasando sobre la nariz. Hay que acoplar las vendas a la forma de la cara, y alisar de nuevo.

Ahora falta tapar la boca e ir delimitando más la cara, sin llegar a tapar los ojos del todo ni la parte de los agujeros de la nariz.

Cuando acabemos de tapar toda la cara (menos nariz y ojos), dejamos que seque un poco y volvemos a hacer lo mismo, para que la máscara tenga 2 capas y sea más consistente.

Consejo: Si queréis hacer la máscara completa tapando ojos y nariz, dejadlos sin tapar hasta el final, y colocad estas tiras las últimas, así no se agobiará tanto el modelo.

Dejamos secar sobre la cara del modelo, y cuando esté  dura por fuera (unos 3 minutos) se la quitamos y la dejamos secar al aire.

Se puede usar secador, pero yo prefiero dejarla secar.

Depuración

Cuando esté totalmente seca, lo mismo tiene que pasar una noche, recortamos para igualar los bordes de la máscara, los ojos y la nariz y quitamos el papel higiénico que se haya quedado pegado. Le lijamos los errores que hayan quedado al doblarse las vendas, los bordes, los ojos, la nariz…

Ahora podemos darle la forma que queramos marcando con un rotulador (ya que luego pintaremos encima y no se verá), dejar sólo la mandíbula, hacer sólo la parte de los ojos, etc

Decoración

Para que la máscara quede más lisa aún, le damos varias capas de cola blanca. Así además cogerá consistencia (y aguantará la lluvia, comprobado! :))

Podemos usar papel higiénico mojado en mezcla Art Attack de toda la vida xDD para hacerle formas a la cara, dientes, cejas, cuernos, etc

Ahora procedemos a pintar la máscara. Podemos usar pintura en spray para darle una base y después dibujar con pincel los detalles y sombras.

También podemos decorarla con purpurina, usando cola blanca en el lugar que queramos decorar y dejando caer la purpurina encima, con cuidado. La cola blanca al secar queda transparente (si echas mucho se quedará blanca), así que no se notará.

Consejo: Usa un plato de plástico debajo de la máscara, para así poder coger la purpurina que se caiga al echarla encima.

También podemos pegarle flores, plumas, pasamanerías, perlas, etc.

Y por último, colocaremos la goma para sujetarla a la cara.

Haremos dos agujeros a cada lado de la máscara, ayudándonos con la punta de las tijeras. Los agujeros irán por encima de las orejas.

Primero anudaremos la goma a uno de los lados, y probaremos la máscara, para ajustar la goma en el otro agujero.

¡Y ya está nuestra máscara! 😀

Idea: No lo he probado, pero una vez seca del todo, podemos utilizar esta máscara para modelar una máscara de cuero 🙂


Máscaras que puedes hacer con éste tutorial

Mempos de samurai!

Mortífagos (Harry Potter)

Máscaras venecianas. ¡Hay millones de posibilidades! 🙂

Tutorial Lanza Normal

Bueno, subo este tutorial para que el otro que subí de LANZAS ARROJADIZAS, no dé lugar a equívocos.

Este sí, es un tutorial de lanza normal. Sólo hay que ver las fotos, comparar el tamaño, y leer un poquito, para saber que éstas lanzas lógicamente no se pueden lanzar, ni siquiera llevan el mástil acolchado en la mayoría de los casos.

¿Y el porqué de éstas explicaciones? Pues por algunos mensajes de éste foro http://kalaiz.nice-forums.com/la-herreria-f1/lanza-t162.htm

Parece ser que hay gente que ha “criticado” (por decirlo suavemente) el tutorial de Lanzas arrojadizas, pensando que era un tutorial para lanzas normales.

En fin, que yo no me he molestado, pero habrá gente que se habrá quedado con dudas, así que subo el tutorial para lanzas normales y corrientes con las que sólo se pincha con la punta, se usan a dos manos y no se lanzan 🙂

Tutorial para lanzas normales

Materiales:

  • Vara de 2 m de tubo de PVC de 32 mm con pared de 3,5 mm
  • 2 m de coquilla de cubrir tuberías gris de 10/28 (el primer número es el grosor de pared y el segundo el diámetro interior en mm)
  • Cinta americana.
  • Pegamento de contacto y algo para untarlo.
  • Cuter y tijeras.
  • Cinta métrica.
  • Rotulador o marcador.
  • Betún de judea y un trapo viejo.
  • Cinta de carrocero.
  • Cintas para decorar.

Método de fabricación:

  • Poner una tira de esterilla en uno de los extremos de la vara de PVC y sujetar con cinta americana en lo que vaya a ser la punta, para que el canto quede cubierto y no corte más adelante la punta.
  • Cortar un tramo de  coquilla  de 1 m y abrirla, suelen llevar una especie de troquelado para abrirla. Ésto acolchará el mástil.
  • Hacer en el PVC una marca a 75 cm de la punta.
  • Dar un poco de pegamento de contacto en el tubo, dejar secar y poner la coquilla. 
  • Cortar 20 cm de largo de coquilla para la punta, o hacerla en esterilla con la forma que quieras, siempre dejando unos centimetros desde el final hasta el borde del PVC, para no golpear con el PVC directamente.

  • Poner pegamento en el PVC y en la punta que hayáis hecho de coquilla o esterilla, esperar que seque y pegar.
  • Forrar con cinta americana la punta. Si es de coquilla, pegar primero la punta para quitar la forma redonda, y que quede aplastada.

  • Reforzar la base de la lanza y acolcharlo.

  • Forrar con cinta de carrocero el mástil acolchado junto con la base.
  • Pintar con betún de judea el mástil, con cuidado de no mancharte.
  • Ahora puedes decorar la lanza con piezas de gomaespuma, una tira de tela en la punta, etc.

Cómo colocar un velo medieval

Desde Virtue Ventures nos explican cómo colocarnos correctamente un velo medieval.

La traducción es un poco libre y resumida, y con ayuda del traductor de Google xD

Cómo colocar un velo medieval

Vamos a referirnos al velo que se usaba sobre el año 1300, después se cambió la forma de llevarlo.

El método que vamos a explicar es el de bandas para sujetar el velo a nuestra cabeza, así podremos lucirlo incluso con un fuerte viento, sin temor a que se nos caiga.

Para comenzar necesitaremos:

  • Un velo. A mí me gustan los pequeños, de 25cm de radio más o menos. Para obtener el velo a tu medida debes medir desde donde pasa la banda de la frente, hacia atrás, hasta donde quieres que cuelgue. La mayoría de los velos de la época son redondos. La tela a usar puede ser seda, gasa, o tejidos resbaladizos con mucha caída.
  • Bandas. Se necesitan dos tiras de aproximadamente 2,5cm de ancho por 76cm de largo. Se cosen como si fuesen un tubo y se planchan bien. También se puede usar una banda para la frente, y un wimple para el mentón. Mi wimple es de 76cm de largo y unos 20 o 30 cm de ancho. El tejido puede ser lino o algodón.
  • Alfileres de costura, unos 7. Nos servirán para sujetar el velo a las bandas.

 El velo debe quedar como posado sobre nuestra cabeza, como si fuera un mantel, sin quedar tirante ni totalmente liso sobre la cabeza.

Se puede usar una tiara/corona pero el velo no se mantendrá en su sitio sólo con la corona. Hay que tener cuidado al colocarla, ya que puede ir escurriendo el velo hacia arriba y provocar el “efecto muffin” (a mí me hace mucha gracia esto xDDD)

Para entender la explicación, aquí tienes un esquema con los términos.

Ten en cuenta que la cabeza de poliestireno es más pequeña que la de una persona, por eso la banda del mentón parece más ancha, cuando en realidad sólo tiene 2,5cm de ancho. La tuya no debe abarcar toda la barbilla.

Primer paso:

Las bandas deben colocarse apretadas, pero sin que molesten.

Primero se coloca la banda de la barbilla o mentón. Hay que pasarla por la barbilla, pasando por encima de las orejas y sujetándola en la coronilla con un alfiler.

Después se coloca la tira de la frente, justo donde comienza el cabello, y se sujeta atrás con un alfiler.

También se sujeta con alfileres las uniones de las dos bandas.

Otra opción: Se puede colocar la banda de la barbilla como si fuera una diadema y sujetarla en la nuca, así no se verá la banda, si es eso lo que buscas.

Segundo paso:

Ahora toca colocar el velo. Lo colocaremos centrado sobre nuestra cabeza, y con el borde pegado a la banda de la frente. Se sujeta con un alfiler.

A los lados, sujetaremos con alfileres el velo unos 2 o 3cm por encima de la intersección de las dos bandas (aunque en la cabeza esté sujeto justo en la intersección) sobre la banda de la frente si fuera posible. 

Y este es el último paso para colocar nuestro velo, a menos que quieras utilizar una corona/tiara.

Cómo colocar la corona/tiara

La corona o tiara sólo se llevará de manera ornamental, ya que si la utilizamos para sujetar el velo sin usar las bandas, obtendremos el “efecto muffin”.

La corona se colocará paralela al suelo, no más atrás del nacimiento del cabello, ni más baja la parte trasera que la delantera.  Además, así tapa el alfiler de la frente 😀

¡Así no!

Como hemos dicho antes, la corona no debe colocarse hacia atrás.

Otro método para colocar el velo

En lugar de usar las bandas, podemos utilizar una cofia, y sujetar sobre ella el velo con alfileres. En la foto la niña lleva una cofia para sujetar su velo.

También hay mujeres que llevan el velo sobre su cabello trenzado, para poder sujetarlo con los alfileres.

¡¡El temido “efecto muffin”!!

¡Muajajajaja! ¡Acabaré con vuestro intento de recreacionismo! xD

La forma ideal de llevar el velo es sobre su cabeza como un mantel – aparentemente con ondulaciones y pliegues naturales. No debería haber un montón de angularidad en el velo, ni debe estar perfectamente liso y tenso en la parte superior y posterior de la cabeza.

En el transcurso de una hora o más, si el velo no está sujeto a la cabeza de alguna manera, la corona tenderá a subirse, por lo que tirará  del velo a su vez. Lo normal cuando lo llevas puesto y te pasa, es tirar de la corona hacia abajo, y cuando se relaja la tensión de nuevo, el velo vuelve a subirse más. 

Al final acabarás con el velo en forma de muffin y con la corona o tiara casi a la altura de tus cejas. 

Si llevas una cinta y la aprietas muy fuerte, lo único que conseguirás es dejarte una marca en la frente ^^U

Repujado en estaño

Podéis usar esta técnica para hacer broches, tiaras, etc, aunque también se usa para decorar marcos, botellas, y demás.

Para los vagos, Rhiwen hace cosas muy chulas con estaño. Hiedra sobre la nieve.

Y para repujar sobre cuero, intentaré escribir algo útil, pero mientras, y para los más vagos, también podéis ver cosillas repujadas en cuero por Duraglar. La Fragua del Bosque Verde.

Introducción general a la técnica

El repujado sobre metales consiste en dar volumen a una lámina de metal que puede ser estaño o aluminio, de manera que por una de sus caras aparezca un diseño con relieve.
Hay varias técnicas de repujado: alto relieve, repujado plano, filigrana, grabado y recubrimiento de piezas.
Se pueden realizar proyectos sobre madera, vidrio y cerámica y si trabajamos con paciencia se conseguirán resultados asombrosos.

 Características del estaño
Es un material más maleable que otros utilizados para el repujado, como el cobre o la plata. También más barato que ésta última.
Puede ser de dos tipos: de una o de dos caras. El de una  cara tiene una más brillante, que es por la que debe quedar la cara del trabajo terminado. El de dos caras es igual por las dos partes, por lo tanto se puede trabajar indistintamente por un lado u otro.

Herramientas y materiales básicos para el proceso de repujado

– Una lámina de estaño o aluminio. Podemos adquirir láminas de estaño en tiendas de manualidades. Normalmente se venden por metros.
– Papel de calco, lápiz, goma de borrar y cinta de carrocero.
– Una superficie dura, que puede ser una tabla de durabor o simplemente la mesa en donde trabajamos.
– Una franela, “ballerina”, calcentín o plancha de gomaeva.
– Un boli con punta redonda (si no tiene tinta es mejor).
– Un difumino de grosor mediano. Esto es una herramienta de papel compacto en forma de lápiz y que termina en ambos extremos en punta.
– Buril de bolita.

Materiales para el proceso de armado y acabado

– Pegamento de contacto y su diluyente.
– Pátinas: tinta para zapatos negra, tinta china o plata vieja.
– Brasso brillametales si queremos un acabado brillante, o esponja de aluminio fino si queremos un acabado opaco.
– Trapos de algodón.
– Instrumentos de corte: tijera de uñas curva, tijera grande, punzón de corte, trincheta.

Materiales para el relleno

– Enduído plástico, cera, silicona.
– Resina poliéster y catalizador.

Difuminos

Son una especie de lápices de plástico o papel prensado, como los de la imagen, que se utilizan para hundir por el revés de la lámina de estaño, lo que por la cara serán los relieves, sin dejar ninguna marca.

Buriles

Son la herramienta fundamental para realizar el repujado. Hay de diferentes grosores y formas. Los de punta curva también son llamados paletas y se utilizan normalmente para perfilar curvas.

Se utilizan para grabar el diseño de la plantilla a la lámina de estaño, perfilar los contornos interiores de los relieves por el revés de la lámina y asentar los contornos exteriores por la cara.

Cortador, cutter, tijeras y lima de metal

El cortador es un buril de punta muy fina que se utiliza para cortar zonas curvas o hacer calados.
Para las rectas se pueden utilizar las tijeras o el cutter.
La lima se utiliza para suavizar los contornos del trabajo ya terminado.

Pátina negra: pintura negra y aguarrás

La pátina se obtiene mezclando esmalte acrílico negro con aguarrás, para hacer la pintura más líquida y facilitar su limpieza con un paño.

Cera virgen y resina

La cera virgen y la resina se utilizan para rellenar los huecos hundidos por el revés del repujado.
Se calientan al baño maría y se mezclan para rellenar los huecorelieves cuando la mezcla está líquida. Al enfriarse se solidifica, evitando que los relieves puedan hundirse.
Opcionalmente se puede añadir a esta mezcla otro material endurecedor conocido como pastilla Harvard, que además de hacer la mezcla más consistente, evita que la cera se pueda derretir al someterse a altas temperaturas.

Otros materiales necesarios

También es necesario para realizar el repujado de estaño, disponer de una superficie dura, como puede ser una tabla para repujar por la cara, y otra superficie mullida, como pueden ser varias hojas de periódico o un paño, para trabajar por el revés.
Fibra de vidrio: se utiliza para rayar los fondos que no tienen relieve, evitando que quede una textura lisa.
Mateador: es un punzón metálico con un grabado en la punta que se utiliza para sellar pequeños dibujos en el estaño a base de golpes secos.
Pinceles para aplicar la pátina y un paño para retirarla, alcohol, pegamento, limpiador de metales, papel de aluminio para cubrir el reverso del repujado terminado y barniz, cuyo uso es opcional.

Técnica del repujado de estaño

Se transfiere el dibujo de la plantilla al estaño

Se coloca la plantilla con el dibujo que queremos repujar sobre el revés de la lámina de estaño, colocando ésta sobre una superficie dura. Si vais a repujar una letra hacedlo del revés, como en la foto.
Se deben repasar las líneas utilizando el buril de punta fina sin ejercer demasiada presión. Bastará con que el dibujo quede grabado en el estaño.
El papel debe estar bien sujeto al estaño con cinta adhesiva para evitar que se mueva.
Si utilizamos estaño de dos  caras, da igual por qué lado empecemos a repujar.

Repasar las líneas

Una vez que hemos transferido el dibujo al estaño, se vuelven a repasar las líneas por la cara del estaño, colocándolo sobre una superficie dura.

Repasar el contorno interior por el revés

Se repasa el dibujo en el papel para que se marque en el estaño

Por el revés de la lámina y sobre una superficie mullida, como pueden ser varios papeles de periódico, un paño o calcetín, se repasa el contorno interior de las líneas con un buril de punta mediana.

Asentar el contorno exterior por la cara

Se asienta el contorno exterior

De nuevo se da la vuelta a la lámina de estaño, y por la cara de ésta, y sobre una superficie dura, se asienta el contorno exterior de las líneas con un buril de punta mediana o una paleta.

Crear los relieves por el revés

Con ayuda del difumino se hunden los contornos por el revés

Por el revés de la lámina y sobre una superficie mullida, se hunden los huecorelieves con un difumino.
Estos cinco pasos fundamentales se repiten hasta conseguir el resultado deseado.

Consejo: Al realizar un dibujo de mayores proporciones, es importante ir repujando del centro hacia los bordes, ya que el metal se va dilatando.
Los fondos lisos que no tienen relieve, es decir, dónde no hay dibujo, se pueden rayar utilizando vibrograbadores, los propios buriles dibujando pequeños círculos, o fibra de vidrio.

Bajo relieve o relieve plano

Los pasos que se han descrito anteriormente son los que se deben seguir para realizar un alto relieve.
Para hacer un bajo relieve se deben seguir los mismos pasos, con la diferencia de que al repujar por el revés, no se pone el estaño sobre una superficie mullida, sino sobre una superficie rígida, consiguiendo así que los relieves no sean tan pronunciados.

Relleno del huecorelieve con cera y resina

Cuando el repujado está terminado, se deben rellenar los huecos que quedan por el revés con una mezcla de cera y resina para evitar que los relieves se puedan hundir al limpiarlos…etc.
Sobre las proporciones de cera y resina hay varias opiniones. Hay quien prefiere mezclarlas a partes iguales, y quien utiliza el doble de cera que de resina.
Los dos materiales se deben calentar en un recipiente al baño maría hasta que se funden y se mezclan entre si. Cuando la mezcla está en estado líquido se vierte sobre los huecos del repujado. Ésta se solidificará al enfriarse, evitando que los relieves puedan hundirse.
También se puede utilizar silicona para el relleno. Cuando se utiliza silicona, el repujado se debe pegar a su soporte también con silicona en vez de pegamento.
Los bajos relieves no necesitan ser rellenados.

Limpieza y abrillantado del estaño

Una vez que la cera ha solidificado y los relieves han quedado protegidos, se limpia el estaño con un paño empapado en alcohol y posteriormente se le aplica abrillantador de metales, dejándolo así preparado para aplicar la pátina.

Aplicación de la pátina y el barniz

La pátina se consigue añadiendo un poco de aguarrás a un esmalte acrílico negro para hacerlo más diluido y fácil de eliminar.
Se extiende la pátina sobre el estaño con un pincel de cerdas duras, se deja actuar un par de minutos y se retira la pátina con un paño, de manera que la pintura sólo quede en las partes más hundidas, acentuando así los relieves.
Finalmente se puede aplicar el barniz para metales opcionalmente, cuando la pintura ya ha secado completamente y el trabajo ya está terminado.

Trucos
– Guardar todos los recortes que tengan un tamaño considerable, ya que después los podremos usar para hacer esquineros de cajas o apliques.

– Usar pinceles viejos para pasar el pegamento de contacto y para pasar la tinta para cueros que quedarán siempre para ese uso. El pincel para pegamento se limpiará con disolvente; el de la tinta para cueros, con alcohol.

Fuente: Exporosa

Camisa con un solo corte

He encontrado esta forma de hacer camisas que es más rápida y fácil, aunque se gaste más tela seguramente. Es una técnica japonesa por lo visto.

Las medidas son orientativas, para una talla M más o menos dice. Todo lo que hay que hacer es medirse antes de hacerla, y decidir si queremos una camisa o una túnica/vestido.

Yo la utilicé para hacer las túnicas Jedi y Sith, ya que no llevan costuras en los hombros.

Para hacer una camisa que se puede transformar en una túnica añadiendo más cm al largo, se necesita una tela de 160 de largo x 120 de ancho.

Lo que vamos a hacer es doblarla por la mitad y luego doblarla otra vez, entonces queda un rectangulo de 80 x 60 cm

Ahora vamos a marcar el ancho del cuerpo de 27 cm, el largo de la camisola (para talla M) es de 78 cm, y el largo de manga de 58 cm, el ancho de la manga a la altura de la sisa, es de 22 cm y el ancho de la manga a la altura del puño, de 20 cm.

Unir todas las marcas como muestran la fotos, alfiletear todo el contorno antes de cortar la tela para que no se mueva, al abrir va a quedar como en la foto, se cose los laterales del cuerpo y de las mangas, ¿no es espectacular?

Mangas: Cortar y coser

Tras elegir la manga para nuestro vestido, falta lo más horrible…¡¡cortarla y montarla!!

Muchas veces me ha tocado descoser mangas porque las colocaba del revés, así que muy atentos a ésto.

De nuevo, la información está sacada de la web de Baya de Oro.

Cómo cortar y coser una manga

Una vez cortado el patrón, debemos probar como queda. Se juntan las partes del patrón, se unen con celo e introducimos el brazo en él. ¿Es demasiado corto o demasiado largo? ¿Nos gusta la forma que tiene o quedaría mejor cualquier otro modelo?

Cualquier modificación en el diseño de la manga hay que hacerla ahora, en el patrón. Como vimos en el post anterior.

Tenéis que considerar que el ancho de la tela determinará el largo de la manga en algunos modelos. Si la tela doble de ancho mide habitualmente 1.50 m de lado a lado, nuestra manga podrá medir, como mucho, unos 75 cm. de largo. Si las queréis más largas, deberéis utilizar tela de cortina, que es más ancha, o bien hacer las mangas en dos piezas, o elegir otro modelo.

Corte de las mangas

Se coloca el patrón sobre la tela doble, derecho sobre derecho. La línea central del patrón debe quedar paralela al borde de la tela. Esto es muy importante, ya que si la manga se corta torcida, luego se formarán unas arrugas muy feas.

Cuando esté bien colocado, se sujeta el patrón con alfileres y con un jaboncillo de marcar se dibuja el contorno y se corta, dejando un centímetro y medio alrededor para la costura (un poquito mas sí la tela es muy fina y se deshilacha con facilidad). En la parte de abajo, dejar 5 o 6 centímetros para el dobladillo de la manga.

Ahora que tenemos cortadas las mangas y sin quitarles el patrón todavía, se pellizca la tela donde está el piquete, y se corta un triangulito en la costura, haciendo una marca que representará el piquete del patrón. Los piquetes son imprescindibles, no os olvidéis de ellos.

Se unen A con A’ y B con B’ con alfileres y se hilvana la manga por el revés. Después se vuelve del derecho.

 Como la parte superior de la manga suele ser más grande que la sisa, debemos pasar dos frunces, paralelos y separados por medio centímetro del punto R al punto R’, para ajustar la parte superior de la manga al tamaño de la sisa. El rizo debe ser pequeño y estar repartido uniformemente.

Colocando las mangas

Vamos a colocar la manga derecha primero. Para ello, el cuerpo de la prenda debe estar probado, ajustado, cosido a máquina y planchado con las costuras abiertas.

Se coge la prenda y se vuelve del revés (con las costuras hacia afuera)

La manga, del derecho, se coloca dentro y se saca la parte superior de la manga por el hueco de la sisa, tal y como aparece en el dibujo. Si no queda claro, coger una camisa o un vestido, volverlo del revés y meter la manga hacia dentro para entender como se debe colocar la manga.

Se sujeta la manga con alfileres arriba y abajo (puntos verdes) de esta forma: Arriba, el piquete central superior de la manga, que señala el centro, se sujeta con la costura del hombro. Abajo, la costura de la manga contra la costura del costado) Los alfileres se colocan a un centímetro del borde que hemos dejado de costura.

Ahora, se pone piquete de la manga contra piquete del vestido y se sujeta con alfileres que se colocarán perpendiculares al borde. Se reparte el rizo con ayuda de un alfiler y se colocan más alfileres, separados entre sí como dos centímetros.

El rizo no debe notarse, ya que su objetivo era ajustar la manga a la sisa. Aunque cueste una barbaridad no queda más remedio que repartir el rizo y que no se note. Para tener un ejemplo de como debe quedar la manga, coger una camisa o una chaqueta y mirar con cuidado como están colocadas las mangas.

Supongo que a estas alturas los chalecos hobbits han empezado a convertirse en una buena idea… No desesperar. Despacio y con tranquilidad, que el resultado valdrá la pena.

Una vez sujeta la manga con los alfileres, se hilvana rápidamente a un centímetro del borde. Empezar por la costura del hombro hacia delante, hasta la costura del lado. Y luego, otro hilván desde el hombro por atrás hasta la costura del lado. De esa forma no tendréis que desmontar toda la manga si un lado queda mal.

Si el frunce de la manga hace pliegues al hilvanar, repartirlos un poquito chafándolos con el dedo (sí mi profesora de corte y confección leyera esto, le daría un infarto seguro XD).

Si colocar mangas es difícil, intentar explicarlo en un tutorial es misión casi imposible. Agradecería mucho que me enviarais un correo con tus dudas, que partes no te han resultado claras, donde se necesitarían más dibujos explicativos…. Entre todos conseguiremos hacer un tutorial de mangas fácil de entender y de aplicar.

¡Suerte!

Fuente: El Taller de Baya de Oro

« Older entries